Pasar al contenido principal
Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur

2 de abril

Este año 2018, el Día del Veterano y de los Caídos en Malvinas es especialmente significativo porque conocemos el lugar exacto de descanso de muchos de los caídos argentino en la guerra.

Comienzan hoy los días en los que millones de argentinos recordamos los meses que vivimos en guerra. Lo hacemos de distintas maneras, según nuestra edad, el lugar donde vivimos, lo que nos tocó vivir. Empiezan las semanas en las que en escuelas, centros vecinales, reuniones en todos los rincones del país, se evocarán los noticieros, las colectas. Memorias y corazones que rememorarán los días bajo fuego, en la primera línea, en la cabina de un avión, embarcados. Recordarán las ausencias y las supervivencias. Evocarán las luchas posteriores a la derrota por el reconocimiento y la reparación. Niños que nacieron en democracia sabrán lo que fueron esos días, por boca de sus protagonistas, de sus maestros; lo verán en películas, noticieros, lo leerán.

Hay hogares donde estos meses son especialmente intensos: las casas de aquellas familias cuyos hijos, hermanos, padres, esposos, novios, no regresaron.

Este año 2018, el Día del Veterano y de los Caídos en Malvinas es especialmente significativo porque gracias a una iniciativa inédita y auspiciosa de colaboración internacional y suma de muchas voluntades, conocemos el lugar exacto de descanso de muchos de los caídos argentinos en la guerra. La convergencia de la voluntad política de dos naciones, el impulso de veteranos de guerra y ex combatientes, familiares, el Equipo de Antropología Forense y la Cruz Roja Internacional, ha sido posible restituir la identidad a la mayoría de los soldados que yacían en Darwin bajo la frase “Soldado Argentino Sólo Conocido por Dios”.

El proceso de identificación de los caídos en Malvinas es un ejemplo más de la importancia de la acumulación social para la construcción de unas memorias incluyentes y participativas que fortalezcan nuestras convicciones y nuestros derechos. Un elemento indispensable para la imaginación de un futuro con las Islas Malvinas recuperadas.

Hoy, en este día de homenaje y recogimiento, nuestro saludo especial a quienes la guerra les cambió la vida para siempre.

El compromiso de todos los que trabajamos en el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur es mantener su recuerdo, ofrecer información para conocer esas regiones australes, los derechos argentinos sobre ellas, e imaginar un futuro con paz, memoria y soberanía.

Federico Lorenz
Director del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur

Experiencia Atlántica